2012-09-25

Reseña: Regreso al Mar (Colección Novela Gráfica)

De vez en cuando merece la pena echar la vista atrás y revisar alguna de las grandes obras que tuvimos la ocasión de disfrutar hace tiempo, cuando todavía tenía sentido eso tan manido de que "al manga le quedan dos años". Ante tanto título actual, no está de más leer un buen clásico de vez en cuando y si este fue creado por un autor como Satoshi Kon, mejor que mejor. Kon, que se dio a conocer internacionalmente por sus trabajos como director de animación, empezó su carrera como mangaka y Regreso al mar es una de las mejores muestras de su buen hacer.

Kaikisen (Regreso al mar) fue editada en la revista Young Magazine de la editorial Kodansha durante el año 1990 y se encargó tanto del guión como del dibujo. La obra se recopiló en un tomo en 1990 y posteriormente se reeditó en 2011, poco después de su fallecimiento.


Argumento

La historia nos sitúa en Amite, un acogedor pueblo costero japonés que está pasando por tiempos convulsos, pues algunos de sus habitantes han decidido modernizar el aspecto del pueblo, cuentan con la constructora Ozaki para que inyecte una fuerte inversión de capital y mano de obra en este proyecto. Debido a esto, el pueblo está dividido en dos: aquellos que no quieren quedarse atrás y dar un empujón al pueblo; y otros a los que les gusta el pueblo tal y como está y piensan que la modernización no traerá nada bueno. A pesar de los roces entre ambos grupos, las obras siguen adelante y parece que nada ni nadie las va a detener.

La situación cambia cuando la constructora Ozaki descubre que en la ciudad de Amite existe un Huevo de Sirena que está custodiado por la familia del protagonista de esta historia, responsables del templo Amitsu. En cuanto tienen la menor ocasión se hacen con él para estudiarlo, descubrir si tiene algún valor y sacarle todo el partido posible.

Según la tradición, la sirena confía al pueblo de Amite el cuidado de su huevo durante sesenta años. Pasado ese tiempo, la gente del pueblo debe devolvérselo y el ciclo volverá a repetirse. A cambio, ella velará por la seguridad del pueblo de Amite. Este ciclo está a punto de llegar a su fin, cuando la constructora Ozaki se hace con el huevo y decide llevárselo del pueblo. Es a partir de ese momento cuando en el pueblo empiezan a ocurrir sucesos inexplicables.

¿Conseguirá la gente de la constructora Ozaki llevarse el huevo de sirena? ¿Cuál será el futuro del pueblo de Amite?

Personajes

Yosuke Yashiro:

Miembro de la familia encargada de la custodia del Huevo de la Sirena, que desde hace generaciones se ha encargado de cumplir con la tradición. Al principio de la historia no está muy por la labor de continuar con la costumbre familiar y prepara el examen de acceso a la universidad con el objetivo de irse del pueblo. A medida que avanza la historia, su opinión sobre el Huevo de la Sirena cambia y se implica cada vez más en la labor que su abuelo, debido a su estado de salud, no puede desempeñar.

Natsumi:

Nació en Amite pero decidió irse a vivir a Tokio. Ahora decide regresar atraída por la nostalgia del que fue su hogar y huyendo de malas experiencias amorosas. Desde su regreso estará pendiente de Yosuke, amigo de la infancia, ayudándole en todo lo que pueda y recuperando el tiempo perdido. Parece que su relación va más allá de la amistad, aunque Yosuke tiene la intención de irse.

Yozo Yashiro:

Es el sacedorte del templo Amitsu y verdadero impulsor de la reforma del pueblo de Amite. Tiempo atrás, debido a un accidente, perdió a su esposa y estuvo a punto de perder a su hijo Yosuke. Desde entonces piensa que si el pueblo hubiera tenido mejores infraestructuras su mujer quizá no hubiera muerto. Por esta razón ha decidido poner todo su empeño en lo que considera el desarrollo y modernización del pueblo, aunque esto le cueste la enemistad con su padre y amigos.

Abuelo:

A pesar de su delicado estado de salud, actualmente es el principal responsable de cumplir la tradición del Huevo de la Sirena. Está claramente en contra de la propuesta de modernizar el pueblo, por lo que no son pocas las veces que se encara con su hijo sobre este tema. Como sabe que no puede contar con él, que es un poco escéptico sobre la tradición familiar, decide convencer a su nieto para que herede sus funciones.

Kenji Ozaki:

Presidente de la empresa de construcción Ozaki. Decide ir a Amite cuando descubre la existencia del Huevo de Sirena, por el que muestra mucho interés. Es el típico hombre de negocios, ambicioso y engreído, que solo piensa en ganar dinero.

Técnicamente

Regreso al mar demuestra claramente que no se necesita una historia muy compleja para atraer a los lectores. A pesar de ello, es interesante el más que posible debate que provoca en el lector tras la lectura de esta obra, invitándole a ponerse en la piel de los protagonistas y posicionarse sobre qué es lo mejor para Amite: ¿cambiar la imagen de una pequeña zona rural, obligándola a perder su esencia en beneficio del desarrollo? ¿dejar que el pueblo siga como está? ¿o sería mejor una postura intermedia? O quizá no tenga que ponerse en la piel de nadie, sino en la suya propia, en una época como la que hemos vivido en la que se ha construido de forma irracional, pensando más en el dinero que en la utilidad.

Una historia que tenía un claro mensaje crítico a la burbuja económica que atravesó Japón en la época de 1980, en la que el dinero nubló los principios de gran parte de la población y las empresas.

El dibujo de Kon es deudor del de Katsuhiro Otomo, una de sus mayores influencias y para el que trabajó de asistente en sus primeros años en el mundo del manga y colaboró posteriormente en diversos proyectos audiovisuales. Quizá no llegue al virtuosismo gráfico de Katsuhiro Otomo o Takumi Nagayasu (dibujante de La leyenda de Madre Sarah), pero hay que tener en cuenta que esta fue una de sus primeras obras "largas". Nunca sabremos dónde hubiera llegado si hubiera encaminado sus pasos en el sector del manga.

Autor

Satoshi Kon nació el 12 de octubre de 1963. Durante su juventud fue un gran aficionado de los animes Space Battleship Yamato, Heidi, Conan, el chico del futuro, Mobile Suit Gundam (1979) y el manga Domu, de Katsuhiro Otomo. En 1982 se graduó en la Universidad de Arte de Musashino. Durante su época como estudiante publicó su primera obra como mangaka, titulada Toriko (1984), que quedó subcampeona en la décima edición del Tetsuya Chiba Awards. En esa época logró uno de sus sueños, trabajar como asistente de Katsuhiro Otomo.

Una vez graduado, empezó a publicar historias cortas –que se recopilaron posteriormente en un tomo– y otras más largas como Regreso al mar y Seraphim: 266,613,336 Wings para la editorial Kodansha, aunque pronto fue tentado por el sector audiovisual. Colaboró en la película de animación Roujin Z –otra obra de Otomo–, en la película Patabor 2 –a las órdenes de Mamoru Oshii– y el mediometraje Magnetic Rose –otra obra de Otomo para la que hizo el guión, storyboards y dirección de arte.

También hizo sus pinitos escribiendo el guión de la película de imagen real World Apartment Horror, en la que también colaboraría en su adaptación al manga (y que también fue editada por Planeta DeAgostini).

El futuro laboral de Satoshi Kon estaba encaminado al mundo de la animación y fue en 1997 cuando tuvo su primera oportunidad como director de un largometraje. Perfect Blue no dejó indiferente a nadie y supuso un gran debut para Kon, que logró el reconocimiento de crítica y público a nivel mundial. Con esta película sentaría las bases de lo que serían sus siguiente proyectos: historias con personajes creíbles, con toques fantásticos y con sorprendentes giros de guión. Sus siguientes proyectos fueron Millenium Actress y Tokyo Gofathers. Con estas dos películas se consagró como un gran director a la altura de los mejores. En 2004 dirigió su primera y única serie de televisión –Paranoia Agent– y en 2006 estrenó Paprika, su última película. Su siguiente proyecto se titula Yume Miru Kikai (Dreaming Machine), pero desgraciadamente aún no ha visto la luz y no está del todo claro que llegue a estrenarse en cines. Siempre trabajó para la empresa de animación Madhouse.

En el mes de mayo de 2010 a Satoshi Kon le detectaron un cáncer de páncreas y le dieron tan solo seis meses más de vida. Tras conocer la noticia, se retiró y vivió sus últimos días con su familia. Se fue el 24 de agosto de 2010 con tan solo 46 años. Falleció un gran talento artístico y una persona humilde. Recuerdo cómo en el Festival de Sitges de 2006 –al que asistió para presentar Paprika– se puso a filmar al público que le ovacionó tras ver la película y no rechazó a ninguna de las personas que le asaltó al concluir la película en busca de un autógrafo.

Edición

Planeta DeAgostini en 1994 puso a la venta Regreso al mar en un único tomo recopilatorio –algo que por aquel entonces no era habitual– de 222 páginas en las que se incluían las portadillas de la edición japonesa y un breve texto de la por aquel entonces breve filmografía de Satoshi Kon.

El trabajo de Planeta es notable teniendo en cuenta las complicaciones de la época. Se nota que no contaron con materiales originales para imprimir este manga, pues las tramas más oscuras se empastaron y las claras se perdieron. La imagen de cubierta fue hecha coloreando una de las viñetas de interior –algo muy frecuente en esa época– sobre todo en las ediciones de Planeta y la rotulación fue hecha a mano.

Así es como se trabajaba en esa época y en parte a uno le da un poco de nostalgia revisar ediciones españolas de hace casi 20 años. Actualmente, esta edición es muy difícil de encontrar. Si alguien quiere conseguirla, quizá tenga suerte buscando en mercados de segunda mano...

Por esa razón, aprovecho para recomendar un tomo de historias cortas de Satoshi Kon que publicó Planeta DeAgostini durante el pasado Salón del Cómic de Barcelona. Un tomo único de 424 páginas a un precio de 25€ que recopila los primeros trabajos para la editorial Kodansha de este autor.

Conclusión

Sorprende gratamente la facilidad con la que aparentemente te atrae Regreso al mar. Una historia en apariencia sencilla, con un dibujo clásico, sin complicaciones, pero que te atrapa irremediablemente. Para los aficionados al manga es una verdadera pena que Kon no se prodigara más en esta faceta en beneficio de la animación. Como otros muchos maestros –Katsuhiro Otomo o Hayao Miyazaki– prefirieron trabajar en el mundo de la animación en lugar del manga.

Sería fantástico que alguna editorial se animara a reeditar este manga en España para que la gente –sobre todo los más jóvenes– tengan la ocasión de descubrir una obra fundamental del manga.

Lo Mejor:
  • Este manga cuenta una historia que mezcla crítica social, aventuras, acción, fantasía y algo de romance, todo en poco más de 200 páginas.
  • Una historia interesante y con un muy buen dibujo. No hace falta mucho más.

Lo Peor:
  • Seguramente debido a los materiales disponibles, la impresión queda un poco empastada, por lo que se pierden algunas tramas.
  • Que actualmente sea muy difícil encontrar este manga. Quién sabe si después de las Historias cortas alguien se reedita Regreso al mar.

Ficha técnica:
Titulo: Regreso al Mar
Título original: Kaikisen (海帰線)
Guión y dibujo: Satoshi Kon
Editorial japonesa: Kodansha
Editorial española: Planeta DeAgostini
Formato: Tomo recopilatorio
Lanzamiento: Diciembre 1994
Colección: Novela Gráfica
Nº de tomos en japonés: 1
Nº de tomos en castellano: 1

6 comentarios:

Moroboshi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
shin dijo...

Kodansha según tengo entendido, siempre facilitaba fotolitos, era la empresa más preparada a editar en el extranjero. Quizás los medios no eran los adecuados (aunque yo recuerdo a Planeta editando en medios tomos con una gran calidad, para luego pasar a editar mediocremente -en la época que editaron Brain Powerd, las tramas tenían unos efectos rarísimos en todas sus publicaciones, por poner un ejemplo-)

shin dijo...

Y sí, Regreso al mar es sensacional >_<

obocarale dijo...

Precisamente pude leermela hace poco, por desgracia, en scans. Puedo decir sin temor a equivocarme que Satoshi Kon es uno de esos autores que a pesar de su escasa obra, consigue sorprenderme aun. Ojalá se reeditase esta y "Qué Horror de Apartamento", además del material que permanece inédito, porque ya conocemos la faceta de Kon en el apartado animado, pero muchos desconocen su faceta para el manga.

shin dijo...

@obocarale: a mí que me gusta más la faceta como mangaka... Perfect Blue no está mal, sin ser una maravilla, Tokyo G. está bien, pero a mí M. Actress y Paprika no me terminan de convencer.

sL1pKn07 dijo...

algo he oido/leido de que se va ha reeditar. ¿es eso cierto?

Publicar un comentario en la entrada